top of page
  • Aideé Granados

Lo que las personas estresadas pueden aprender de Hulk


Stressed woman working

El Increíble Hulk es la representación perfecta de una persona estresada. Seamos honestos: la mayoría de nosotros nos ponemos "verdes y grandes" de vez en cuando. Sin embargo, cuando enfrentamos situaciones de estrés, dolor o dificultades extremas, esa respuesta de convertirnos en algún tipo de monstruo a veces empeora la situación, ya de por sí difícil.


En el momento en que recibimos una confirmación de malas noticias, nuestro cuerpo activará una respuesta de "lucha o huída" (o parálisis) debido al estrés. Estas reacciones fisiológicas involuntarias son respuestas a algo que es aterrador o estresante.


Está claro que pretender que el problema o el desafío no existe, es decir, la respuesta de huída, no es una opción viable si queremos crecer, madurar y superar el reto. 


Por otro lado, en los anuncios, revistas y artículos se promueve y valora mucho la respuesta de "lucha". Como superviviente de cáncer desde hace 11 años, no puedo contar cuántas veces he recibido la imagen de una mujer mostrando sus bíceps, usando guantes de boxeo, haciendo una cara de enojo o incluso la imagen de una mujer samurái con la boca abierta gritando y lista para la guerra. El mensaje es claro: ¡Tienes que luchar!


Pausa. Vamos a analizar esto. Este último mensaje que me invita a luchar, siempre dado con buena intención, hace que mi ritmo cardíaco, presión arterial y ritmo respiratorio aumenten mientras mi cuerpo se tensa y se prepara para actuar. Pero quiero confesar: nada más visualizarme rugiendo como Hulk, usando la parafernalia de un guerrero, flexionando los bíceps y gritando para la guerra, agota gran parte de mi energía…y ya estoy cansada y sin fuerza suficiente. 


Yo no quiero ser una luchadora. No quiero ir "contra" mis desafíos. ¡Quiero abrazarlos!


Abrazar los retos significa aprovecharlos, reconocer el estrés y emociones desagradables, sí; sin embargo, abordarlos de una manera que me beneficien. Abrazar los desafíos, para mí, es ser flexible y humilde.


Los psicólogos están cada vez más interesados en encontrar diferentes formas de abordar el estrés. A menudo recomiendan terapia de apoyo, junto con algunas prácticas de “hazlo tú mismo" para superarlo. Está claro que el estrés crónico jugará en contra de nuestro bienestar general. Si queremos vidas más saludables y productivas, necesitamos comenzar a abrazar los desafíos en lugar de luchar contra ellos. Claro, esto no significa estar de acuerdo con ellos. Es más bien mirarlos y manejarlos con la inteligencia emocional por delante. 


Las personas están utilizando prácticas como la respiración consciente, el ejercicio físico, la meditación, el yoga y la oración, la escritura que sana y los grupos de apoyo para abrazar situaciones estresantes y sacarles el mejor provecho.


Como coach de salud y bienestar he acompañado a muchos clientes que, gracias a sus desafíos, ahora deciden por estilos de vida más integrales y beneficiosos: están comiendo mucho mejor, experimentando nuevas aventuras, haciendo más ejercicio, uniéndose a movimientos humanitarios, escribiendo libros, descubriendo nuevas vocaciones, hablando en conferencias y amando más a sus familias.


No hay forma de "escapar" cuando recibes malas noticias o visualizas un período de pruebas horrible por delante. Sin embargo, sí hay más formas de superar el estrés y el miedo que conlleva, que solamente luchando y rugiendo.


Somos humanos y todos tenemos miedo y otras emociones fuertes desagradables. ¡Qué mejor ejemplo que el Dr. Bruce Banner, alias Hulk! La valentía mostrada por este personaje (de mis favoritos, debo decir) al tomar la decisión de "evolucionar" es simplemente excepcional. Todavía está “orgullosamente verde y grande", pero ahora con una inteligencia emocional superior y una humildad que lo llevan a crecer y progresar por un bien mayor (es hora de recomendarles ver la película de Avengers-End Game para que me entiendan mejor). 


Hoy abrazo mis desafíos. Reconozco y nombro el miedo, frustración, desesperanza que siento cuando tengo pruebas difíciles frente a mi, y decido aprender de ellas. Crezco personalmente tomando decisiones diarias que me acercan a la vida física y emocionalmente más saludable que quiero vivir. 


Al final, ponerme como Hulk nunca ha sido, ni será, la respuesta.

8 visualizaciones0 comentarios

댓글


bottom of page