top of page
  • Irelda Ceballos

Es tiempo de analizar tus iniciativas de bienestar laboral


People working

Llevo más de 7 años trabajando con todo tipo de clientes en proyectos de bienestar y salud ocupacional. He tenido la fortuna de colaborar con médicos, psicólogos y nutriólogos en empresas grandes y medianas en donde hemos aprendido muchísimo sobre las prácticas y estrategias que ayudan a mejorar el bienestar de los colaboradores. 


El bienestar de los colaboradores es un tema que abarca tanto lo personal como lo organizacional. Es la intersección de múltiples factores que influyen en el equilibrio de la vida laboral y personal de cada individuo, incluida la carga laboral, las relaciones con el jefe directo, la cultura organizacional y las prestaciones que ofrece la empresa. Creer que existe una solución universal y única para mejorar el bienestar es el primer error al abordar este tema.


Numerosos estudios han demostrado la estrecha relación entre el bienestar físico, mental y financiero y la productividad y el desempeño de los equipos de trabajo. Sin embargo, me ha tocado ver distintos errores que limitan el alcance que puede llegar a tener un programa de bienestar bien ejecutado. 


Te comparto algunos de los errores más comunes: 


  1. Adoptar un enfoque único para todos: Cada zona de trabajo tiene necesidades distintas, por lo que un enfoque único puede no satisfacer las diversas realidades y desafíos que enfrentan los colaboradores. Es importante personalizar las iniciativas de bienestar y ofrecer opciones flexibles que se adapten a las necesidades y circunstancias de cada individuo.

  2. Falta de seguimiento y evaluación: Sin un seguimiento adecuado, es difícil determinar si las iniciativas están alcanzando los objetivos establecidos y si están teniendo un impacto positivo en el bienestar de los empleados. Es muy importante establecer indicadores de clave y realizar evaluaciones periódicas para identificar áreas de mejora y ajustar las estrategias según sea necesario.

  3. No involucrar a los colaboradores desde el principio: Una forma de empezar es realizando grupos de enfoque con diversas áreas para conocer sus necesidades, intereses y preferencias en materia de bienestar. Muchas veces se invierten en iniciativas que no cubren los intereses de los colaboradores y termina siendo un gran gasto para la compañía y el tiempo de los colaboradores. 


Mi recomendación con todos nuestros clientes es iniciar con ciertas iniciativas y evaluar su impacto y la participación de los colaboradores. No todas las actividades tendrán el mismo éxito, y lo que funcione en una área de trabajo puede no ser tan efectivo en otra. 


En conclusión, mejorar el bienestar en el trabajo es un proceso continuo que requiere un enfoque holístico y personalizado. Evitar los errores comunes, como creer en soluciones universales y tratar de implementar cambios demasiado rápido, puede ayudar a las empresas a desarrollar programas de bienestar más efectivos y sostenibles a largo plazo.

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page