top of page
  • Irelda Ceballos

¿Puedo mejorar la gestión del talento en mi organización?


People working

En un ambiente empresarial lleno de incertidumbre, cambios tecnológicos y buscando innovar de forma constante, el talento se ha convertido en uno de los recursos más valiosos de las organizaciones. A pesar de que esto no es información nueva, constantemente escuchamos a líderes de RH, directores de empresas y fundadores, hablar sobre los retos que representa el manejo del talento y las dificultades de retener y atraer a los mejores colaboradores. 


Un nuevo análisis de McKinsey profundiza en este tema para identificar y evaluar la productividad laboral. Definen tres razones claras (y medibles) para la falta de productividad entre los colaboradores:


  • No tienen las habilidades necesarias para los puestos que están desempeñando.

  • Hay una gran falta de compromiso y satisfacción laboral. 

  • No saben manejar el tiempo y las exigencias de una manera adecuada. 


Puede parecer complicado atacar estas problemáticas, pero un enfoque integral puede ayudar a disminuir los problemas y por ende a mejorar la productividad y el rendimiento de la fuerza laboral sin la necesidad de llevar a los equipos a un estado de burnout y ansiedad. 


Te compartimos las 5 acciones clave para trabajar en esta problemática y te invitamos a analizar lo que ya realizan en tu empresa para priorizar las principales áreas de oportunidad. 


  1. Identifica las habilidades clave para crecer en la organización


Entre cambios y procesos de transformación, a veces perdemos claridad de las responsabilidades y características que debería de tener un colaborador para cierta posición. Empezar por reevaluar los perfiles de puesto es un primer paso para definir el camino de capacitación y desarrollo. 


La investigación de McKinsey muestra que las personas con alto desempeño en puestos críticos obtienen un 800 por ciento más de productividad que los empleados promedio en el mismo rol. Esto refleja que tener a las personas correctas en el puesto correcto representan un gran retorno de inversión para las organizaciones. 


2. Desarrolla un comité de atracción de talento


Las empresas están creando comités con diferentes stakeholders dentro de la organización para pensar de una forma más holística sobre la experiencia laboral que deberían tener los candidatos. 


Es en estas reuniones donde se decide ampliar la búsqueda, atraer distintos perfiles y buscar rutas alternativas para el proceso de atracción. Esto permite que los líderes (y no solo el área de Recursos Humanos) puedan formar parte de la transformación de los puestos. 



3. La capacitación sigue siendo una de las principales iniciativas con mayor retorno de inversión


El desarrollo de habilidades y la oportunidad de aplicar esas habilidades en el trabajo, así como la posibilidad de crecer en la pirámide organizacional, se encuentran entre las principales razones por las que los colaboradores deciden permanecer dentro de las organizaciones. 


Un buen proyecto de desarrollo y capacitación puede atacar el punto clave en la pérdida de productividad: cuando las personas no tienen las habilidades adecuadas para desempeñar sus funciones actuales termina por impactar en sus niveles de compromiso y satisfacción en el puesto, aumentando los costos de rotación y horas pérdidas en el ámbito laboral. 


Las organizaciones que pueden identificar las capacidades que necesitan para el futuro pueden crear los caminos de aprendizaje adecuados y  encontrar formas de volver a capacitar y equipar a los colaboradores existentes para que asuman nuevas funciones. El talento se va creando dentro de la organización. 


Cuando las organizaciones se centran en desarrollo de sus equipos, los colaboradores tienden a sentirse más valorados, lo que contribuye a las tasas de atracción y retención a largo plazo.


4. Que las personas se vuelvan el centro de tu organización


Puede parecer fácil, pero muchas veces la rutina y las demandas de día a día impiden lograr este cambio de mindset enfocado en las personas. No significa volvernos más suaves, si no más estratégicos. 


Cuando los colaboradores trabajan juntos hacia el mismo propósito, el desempeño individual, del equipo y de la empresa mejoran. El objetivo es crear una cultura inclusiva en donde todos tienen la posibilidad de crecer y desarrollarse. 


5. Que tu departamento de Recursos Humanos se convierta en tu Hub de Talento


El área de recursos humanos debe de ser un socio estratégico para la alta dirección en donde el objetivo principal sea crear valor. Para lograr esto, el departamento puede tomar varias medidas para transformarse:


  • Establecer un modelo operativo más ágil y dinámico. 

  • Fortalecer sus capacidades de análisis de datos para poder hacer cambios en tiempo real según las necesidades de las unidades de negocio y departamentos dentro de la organización. 

  • Conectar la estrategia de talento con la estrategia comercial de la organización.


Las empresas enfrentan diversos retos para mejorar la gestión del talento y aprovechar el máximo potencial de los colaboradores. Estos incluyen la falta de habilidades necesarias para el éxito en un rol, la falta de compromiso, y el uso ineficiente del tiempo. Abordar estas causas de pérdida de productividad puede llevar a una gran en el desempeño de la organización. 


Es importante que las organizaciones adopten un enfoque holístico para el talento, desde la planificación estratégica de la fuerza laboral hasta la creación de una cultura de alto rendimiento y el empoderamiento de Recursos Humanos como un socio estratégico en la gestión del talento. Al hacerlo, pueden mantenerse competitivas en un entorno empresarial en constante evolución.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page