MÁS MUJERES DOCTORAS

MÁS MUJERES DOCTORAS

01/11/2018

Hace un par de años fui a ver a la Dra. Laura Ramos, porque mi hija tenía un problema en la piel. En medio de la consulta, empezamos a platicar sobre los retos que enfrentamos las mujeres profesionistas y me dijo que le estaba constando mucho dejar a su hijo para ejercer. Creo que la agarré en un “mal“ día, uno de esos en que nos cuestionamos si vale la pena todo el esfuerzo que tenemos que hacer para poder vivir ambas facetas: la familiar y profesional. Me dijo que muchas veces sentía culpa y no sabía si seguir adelante.Yo tenía mucho tiempo buscando una solución a la salud de mi hija y al escuchar eso, solo le digo con lágrimas en los ojos…

– Gracias a ti, yo y muchas otras familias podemos curar a nuestros hijos.
Y en minutos me confesó que solo hay 3 dermatólogos/as pediatras en N.L., y ella era una de ellas. Más aún eso reforzó mi mensaje de que no podía dejar su carrera.

Años después sigo consultando con Laura, y me confirma que el tema de la conciliación sigue siendo el gran tema de las doctoras. Los horarios son muy demandantes, las emergencias y la urgencia de los pacientes hace todo un reto poder llevar una vida balanceada.

Otro reto importante que enfrentan la doctoras, es hacerse más visibles. Todavía en el inconsciente social, asociamos a la figura de un médico, con un hombre, lo vemos en los anuncios y medios. Poco a poco las mujeres han ido ganando su espacio pero aún son muy pocas las que son líderes en una especialización y esto les hace más difícil sobresalir en su carrera.

Otro tema, que juega un poco en contra de las mujeres, son los años de preparación que la carrera exige. Por ejemplo solo para ser dermatóloga pediatra, Laura invirtió 14 años de su vida estudiando; 6 medicina, 1 servicio social, 4 pediatría y 3 dermatología pedriátrica. Toda una vida. A esto hay que sumarle, el deseo de tener una familia y lograr hacerlo entre los estudios y las prácticas, por que al final, el embarazo, queramos o no, exige cambios o poner en “stand by” por un tiempo algunos proyectos.

¿Qué valor le veo a que haya más mujeres en la medicina? Lo mismo que en la empresa y en la política; necesitamos un mundo más equilibrado, donde las decisiones se tomen con muchas perspectivas y no solo desde una sola visión como se ha venido haciendo por años. La práctica de la medicina está constituida por lo que les funciona a los hombres. Las mujeres tenemos que ir descubriendo cómo podemos nosotros ejercer la medicina, desde nuestras necesidades y que nos permita tener esa vida que queremos y a la vez poder cumplir con nuestra vocación tan especial. Son un bien necesario para toda la comunidad, necesitamos esa visión tan única, humana y sensible de ustedes.

Por Valeria Guerra