LA VIDA, MAMÁS PROFESIONISTAS Y LA TECNOLOGÍA

LA VIDA, MAMÁS PROFESIONISTAS Y LA TECNOLOGÍA

01/17/2018

Blanca Treviño de Softtek, cuenta que cuando viajaba hace muchos años se despedía de sus hijas con un nudo en la garganta, pues no las vería en una semana. Llegando a su destino lo primero que hacía era buscar un teléfono y saber si estaban bien. Hace poco le dejaron a su nieta a su cuidado y se impactó aún más de las bondades de la tecnología. Hablaba su nieta con su mamá por Facetime todos los días y por Whatsapp se ponía en contacto con las amigas de su hija para planear las actividades de su nieta. Con todas estas facilidades; trabajar, viajar, organizarte y estar cerca de tu familia es algo facilísimo y nuevo.

Hoy, como nunca, podemos crear soluciones a nuestros “problemas” gracias a la tecnología. Si eres empresaria o ejecutiva y tu tiempo libre es escaso, ya puedes hacer casi todo por internet; comprar el súper, consultar a un doctor, solicitar vueltas, contratar a una nana, planear tus vacaciones, comprar un carro y un sin fin de cosas. Y no se diga estar en una reunión y con sólo mandar algunos mensajes, organizar tu vida y la de tus hijos.

Hoy podemos aprovechar las ventajas de la tecnología para nuestra vida personal, pero también para hacer crecer nuestros negocios o crear proyectos. El libro “Choose yourself”, recomienda que cuando queramos lanzar algo nuevo pensemos siempre en un problema que queramos resolver, y ahora no podemos dejar a un lado lo que nos da la tecnología.

Ayer conocí un proyecto que lanzaron en California, en un pueblo con una gran mortalidad por problemas de corazón. Los dos primeros minutos son clave cuando a una persona le da un infarto, y las ambulancias pocas veces llegan en ese tiempo. A través de una aplicación, todos los ciudadanos pusieron a disposición del gobierno sus habilidades, conocimientos y experiencia. Al existir una emergencia, les aparece un mensaje a quienes pueden ayudar y están cerca de la zona. Con esto han logrado reducir la tasa de mortalidad un 30%.

Ese es un caso comunitario, pero pienso en las necesidades que nosotros como mujeres profesionistas, mamás, esposas nos enfrentamos todos los días y requerimos soluciones. ¡Yo sigo esperando un negocio que a través de una app me resuelva mi deseo de comer nutritivo en casa; que me haga el súper, me dé las recetas y ¡me diga qué comer!

Por Valeria Guerra